Belleza

Si para sentirte más ‘cool’ quieres tatuarte, entérate primero de los riesgos que corres

Decorar nuestra piel con tatuajes puede ser un pasatiempo, un sinónimo de expresión o arte, pero también es un riesgo para la salud puesto que este simple “decorado” puede terminar causando daños irreparables en nuestra piel o causar graves enfermedades.

Gran parte de la población desconoce los riesgos, especialmente los jóvenes, por eso queremos enumerar todos los problemas que acarrea tatuarse:

1. Cáncer

No es nada nuevo y es un hecho comprobado que tatuarse la piel puede atraer el cáncer. Varios informes, como el realizado por la Comisión Europea advierten que muchas de las tintas utilizadas en el oficio son las mismas que se utilizan en el sector textil o en la industria del aluminio y que pueden liberar sustancias cancerígenas.

Como si esto no fuera suficiente, Scientific Reports aseguró que muchas de las partículas de las tintas se asientan en los ganglios linfáticos, logrando interferir en la detección temprana del cáncer.

2. Alergias e irritación

Muchos de los artistas del tatuaje no son muy atentos con sus clientes y no avisan sobre los efectos que pueden causar la tinta o la aguja. En muchos casos las irritaciones se propagan y terminan siendo salpullidos o las personas llegan a sufrir reacciones alérgicas. Un estudio de la Universidad de Regensbug demostró que hasta el 70% de las personas que se tatúan llegan a sufrir de estos males por un tiempo.

3. Tóxicos

Algunas de las tintas tienen componentes metales como el aluminio, cobre, cobalto, plomo o cadmio, que en grandes dosis pueden resultar ser muy tóxicos para nuestra piel.

4. Reacción negativa al sol

Tampoco es nuevo decir que cuando nos tatuamos no podemos gozar del sol. En algunos casos la tinta hace que la sensibilidad de la piel se vea comprometida, logrando una reacción alérgica que puede afectarte de una forma muy negativa.

Información en Movimiento